martes, 7 de julio de 2015

Los Siete Rayos Esenciales: La sanación de la mano de Los Maestros Ascendidos

El pasado miércoles culminamos un precioso trabajo que comenzó en Mayo, y en el cúal fuimos integrando cada uno de los Siete Rayos Esenciales a través de meditaciones guiadas.

Aprovecho éste momento para agradecer a las personas que han compartido conmigo y con el resto de compañeros éste trabajo; realmente ha sido una labor grupal en la cúal hemos trabajado todos en sintonía y hermandad.


Siento que debo continuar con la labor de hacer llegar a las personas que lo necesiten éstos conocimientos, por ello, si así ha de ser, en próximos meses verá la luz un nuevo taller de sanación basado en éste trabajo.

¿Por qué trabajar con los Siete Rayos?

Se trata de un conocimiento muy elevado que ha llegado a nosotros a través de los Maestros Ascendidos con la finalidad de ayudarnos en nuestro despertar y evolución.

A través de éstas frecuencias llegamos a comprender que realmente estamos aquí para vivenciar nuestra última encarnación en tercera dimensión. Que lo que realmente nos corresponde, es ascender a una dimensión en la que la dualidad creada por la mente egoica desaparezca y lo único que nos mueva sea el Amor.

Cada uno de los Siete Rayos contiene una cualidad de Dios. Cuando nos alineamos con ellos estamos haciéndolo con nuestra Presencia Yo Soy, Dios a través nuestro. Reconocer ésta Divina Presencia en nuestro interior es el primer paso hacia la Ascensión, ya que la integración de nuestros cuerpos sutiles con nuestra Presencia Yo Soy es el fenómeno natural que ha de darse en el proceso. 

En cada Rayo vamos a encontrar unos Maestros y unos Arcángeles sirviendo en él. Estas figuras son fundamentales para realizar éste trabajo ya que están para asistirnos en la comprensión e incorporación de éstas vibraciones. Cada vez que trabajes un Rayo pide ayuda a los Maestros/Arcángeles correspondientes y verás lo que ocurre.

¿De qué manera puedo trabajarlos?

Lo primero de todo comprendiendo la grandeza de cada uno de ellos. Las cualidades que cada uno de ellos guarda no son de tercera dimensión, sino de quinta: Por ejemplo, cuando hablamos de una Mente Iluminada no estamos hablando de un estado de lucidez mental del plano terrenal, hablamos de la Mente de Dios, amorosa y creadora.

A lo largo de nuestra vida se nos van dando infinidad de oportunidades de sanación, justo aquellas que nuestra alma está dispuesta a afrontar en ese instante. Si tomamos ese proceso de una forma consciente, distinguiendo la naturaleza del problema y comprendiendo la enseñanza a incorporar, vamos a ser capaces de utilizar los Rayos como herramienta de sanación.

Imagina que la vida te pone a prueba a través de una nueva enfermedad. Se trata de un momento difícil de afrontar, y más que nunca necesitas de fe y fuerza para no flaquear. Claramente se trata de un trabajo del Rayo Azul y una forma de alinearte con su energía para ésta sanación, será pedir ayuda y consejo al Maestro El Moria que es el director de éste Rayo para la Tierra, y pedir la protección y ayuda del Arcángel Miguel. También es bueno visualizar luz azul bañándote, recitar oraciones y por supuesto, escuchar la meditación de Iniciación al Rayo Azul.

Si sientes que éste es un trabajo para tí, si te sientes llamado por los Maestros para comenzar a trabajar tu Ascensión con ellos de la mano, aquí te dejo una pequeña ayuda:

Tabla-resumen de cada uno de los Rayos con sus correspondientes Maestros, Arcángeles y cualidades.

Enlaces donde encontrarás una meditación del Rayo correspondiente que te ayudará a recibir la frecuencia del mismo siempre que lo necesites.


Meditación Iniciación al Rayo Dorado
Meditación Iniciación al Rayo Azul
Meditación Iniciación al Rayo Rosa 
Meditación Iniciación al Rayo Verde 
Meditación Iniciación al Rayo Oro-Rubí 
Meditación Iniciación al Rayo Blanco 
 Meditación Iniciación al Rayo Violeta


Desde mi Presencia Yo soy te doy las gracias por abrazar éste trabajo y te deseo una dulce Ascensión.