martes, 4 de octubre de 2016

Registros Akáshicos II. ¿Es mi momento?



Es normal que después de haberte iniciado en Registros Akáshicos I pase un tiempo hasta que decidas dar un nuevo salto y realizar el siguiente nivel.

Siempre decimos que nadie mejor que uno mismo sabe cuándo ha llegado el momento, que debemos saber escuchar nuestro corazón. Aun así, muchos necesitamos un pequeño empujón, pues a veces la grandeza de los Registros Akáshicos, nuestras propias expectativas y el temor a no estar a la altura nos bloquean. 

       Si te ha empezado a rondar la cabeza el Nivel II de Registros
-          Si en tu corazón hay un deseo de hacerlo
-          Si en tu práctica con los Registros has sentido su energía amorosa, has sentido paz, protección, si te  has emocionado
-        Si en los mensajes que recibes, independientemente de su longitud (cantidad no es igual a calidad) te sientes amado, respetado y te invade la emoción…
-          Si te sientes chiquitito ante tanta grandeza, si sientes amor y respeto por los Registros
-          Si sientes la alegría de trabajar con ellos
-          Si tu práctica te ha ayudado a comprender mejor tu papel en el mundo
-          Si ha despertado en ti el deseo de seguir avanzado a nivel espiritual
-          Si te sientes estancado, con la sensación de que no sabes por dónde seguir
-          Si crees que estás necesitando un nuevo empujón a nivel vibracional
-          Si anhelas participar en el cambio que deseas ver en el mundo
-          Si sientes que tu Propósito de Vida tiene que ver con el ayudar a otros en su despertar

Si trabajas desde el corazón y tu caso se parece a algo de lo dicho anteriormente, es muy posible que sea éste tu momento.

El Nivel II de Registros Akáshicos supone un gran salto vibracional. Es un precioso compromiso contigo mismo y con tus Maestros y Guías, para continuar con tu avance y para poner la luz de tu alma al servicio de los demás.
 
Si te vibran éstas palabras, lánzate a lo alto y continúa la aventura. 

¡El amor te sostiene y la sabiduría te guía!

No hay comentarios:

Publicar un comentario